.

.

domingo, 5 de enero de 2014

GRANDES ALMACENES DESAPARECIDOS

Hoy voy a recordar dos grandes almacenes más de Barcelona. Uno que creo no visité en mi vida y otro del que fui clienta durante sus últimos años: Almacenes El Barato y Almacenes Sears.
 
Los almacenes 'El Barato' abrieron sus puertas en 1909, como alternativa popular y económica. Estos almacenes se hicieron muy populares por poner a la venta saldos, restos de serie y sobrantes de producción. Sus precios muy económicos pronto atrajeron a las clases más populares de Barcelona.
 
El Barato estaba enclavado en la esquina de las calles Villarroel, Tamarit y Ronda Sant Antoni, muy cerca del mercado del mismo nombre.
 
Durante la posguerra y gracias a su política de saldos y precios económicos se convirtieron en un puntal y ayuda a las maltrechas economías domésticas: muchas familias que sufrieron -durante años- serias penurias económicas recurrieron a este almacén para cubrir las necesidades familiares.
 
 
En los años 60, cuando la economía española había pasado lo peor, estos almacenes comenzaron a sufrir pérdidas y en 1966 presentaron suspensión de pagos y cerraron sus puertas.
 
En 1971 reabrieron como Almacenes Arias, intentaron seguir la pauta marcada anteriormente, pero las cosas en España iban mejor y nunca recuperaron el éxito popular que tuvo desde 1920 hasta finales de los 50. Cabe destacar que en 1930, Julio Muñoz Ramonet, el que acabó comprando el palacio del Marqués de Alella gracias al estraperlo y a sus contactos franquistas, trabajaba allí de dependiente.
En 1981 se declaró un incendio, nuevamente provocado, que acabó con la vida de 4 personas.
 
El Siglo, El Águila, El Barato... ¡Todos incendiados! Y en todos aparece el nombre de este hombre, ya sea de dependiente o de dueño.
 
1915-1916
 
El 30 de Marzo de 1967 se procedía a la inauguración del primer centro comercial norteamericano en España y en Europa. Barcelona, de nuevo, era la elegida para el desembarco de este monstruo comercial estadounidense: Sears Roebuck & Company. 
 
Los almacenes Sears se enclavaron en la manzana delimitada por las calles Villarroel, Buenos Aires, Urgel y avenida Diagonal, a escasos 200 metros de la plaza Calvo Sotelo (actualmente Francesc Macià), en los terrenos de lo que fue una antigua granja experimental.
 
El edificio ocupaba 8000 metros cuadrados, tenía 5 plantas, una estación de servicio y un aparcamiento por 400 coches. 
Exteriormente era un edificio totalmente de hormigón y carente de ventanas al exterior, sin embargo su interior es completamente diáfano y funcional lo que permitía ver sus obstáculos todos sus productos expuestos, especialmente norteamericanos.
En su planta de electrodomésticos se pudo ver por primera vez en España, la nevera Westinghouse de dos puertas que se convirtió en el sueño dorado de las amas de casa de la época. También de mi madre, pero en la mayoría de las cocinas de los 60-70 esas neveras no tenían cabida y se quedó con las ganas. 
 
La llegada de Sears a España preocupó seriamente a Galerías Preciados y a El Corte Inglés, recientemente implantado en Plaza Cataluña. Su agresivo modo de venta rompió con los esquemas del momento.
 
Sears fue el primero en implantar la tarjeta cliente, la venta a plazos y la financiación directa sin tener que recurrir a la firma de letras, como hacían otros comercios y centros comerciales; vamos lo que hace El Corte Inglés desde hace 30 años. En Sears nació el "cárguelo en mi cuenta" y luego pagarlo a los 30 días o en 12 cómodas mensualidades.
 
1964 - Sacando los cimientos para el nuevo edificio.
 
1969
 
En 1979, la empresa comenzó a atravesar una seria crisis, ya que El Corte Inglés, copiando su política de tarjetas y ventas a plazos le había comido el terreno, más aún desde la inauguración, en 1974, de su centro de Diagonal- Carlos III enclavado en los antiguos terrenos de la cárcel de mujeres de Les Corts.
 
Tras varios años con sus balances dando pérdidas, la empresa procedió a la venta de sus edificios en España (dos en Barcelona y uno en Madrid), que acabaron en manos de Rumasa y Galerías Preciados. Tras la expropiación de los bienes de Rumasa, El Corte Inglés adquirió y reformó su centro de Francesc Macià convirtiéndose en amo y señor de los grandes almacenes de Barcelona y España.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Gracia, Poble Sec, La Guineuta, Horta y Sant Martí también es Barcelona! Mucho pijerío clasista veo en este blog.