.

.

viernes, 18 de julio de 2014

LA MASIA MODERNISTA FREIXA

La singular Masía Freixa es un edificio modernista que está situado en el parque de Sant Jordi, en pleno centro de la ciudad de Terrassa (Barcelona)

Este espectacular edificio fue construido en 1899 y estuvo pensado para servir como fábrica de las "Hilaturas Freixa y Sans". El arquitecto Lluís Muncunill i Parellada fue el encargado de la construcción de esta fábrica en un área industrial alejada del centro urbano.
El arquitecto proyectó una nave rectangular de una planta con tejado a doble vertiente, con estructura interior de hierro y hecha con ladrillo.

Entre los años 1905 y 1910 la fábrica, que no tengo claro llegase a funcionar, fue reformada por ese mismo arquitecto, Lluís Muncunill i Parellada, para convertirla en la residencia familiar del industrial textil y propietario de las hilaturas, Joaquín Freixa i Argemí.

En esa reforma, Lluís Muncunill creó en este edificio una de las joyas del modernismo egarense, con su estructura de arcos y bóvedas con los muros pintados de blanco, y de la que sobresale una alta torre que recuerda un minarete. Durante estas obras de reforma también se proyecta lo que sería el primer diseño de los jardines Sant Jordi fechados en 1910.

1945

Esta remodelación conserva la estructura de la originaria nave rectangular con muros y cubierta preexistente, pero añade un nuevo muro en el que se sitúan las oberturas para puertas y ventanas de formas parabólicas. 
Al lado, Moncunill, construye una galería con nueve arcos gaudianos coronados por bóvedas de ladrillo y al lado oeste, un gran arco que abre paso hacia lor jardines. Al norte, proyecta la entrada principal cubierta con un gran pórtico de las formas sinuosas. Al lado este, añade una rotonda con ventanales recordando una estructura de ábside y con un cuerpo superior destinado a servir como depósito de agua.

Sobre el cuerpo de entrada, en el centro de la nave, construye dos pisos. Uno, el primero, destinado a cocina y habitación de juegos infantiles y el otro a habitaciones destinadas al servicio doméstico.
Por último, Moncunilll cubre el tejado con bóvedas de ladrillo plano y, a su vez, las recubre de cemento con incrustaciones de fragmentos de vidrio, provocando un contraste de colores entre el muro blanco y las cubiertas oscuras, todo ello en una inspiración claramente gaudiniana.


La Masia Freixa es la gran maravilla de Terrassa que vale la pena ver al natural. ¡Venga, que llega el fin se semana y solo está a 30 km. de Barcelona!

Jardines Sant Jordi.

3 comentarios:

Lucia dijo...

Que maravilla descubrir esta masia gracia a ti.
La verdad es que no la conocía. Pronto iré a visitarla seguro

Pablo Valentí dijo...

Yo tampoco la conocía y realmente es una maravilla en la que se nota mucha influencia de Gaudí, pero es una preciosa obra arquitectónica digna del mejor modernismo catalán.
El día que vaya por la zona, me acercaré a verla.
Gracias.

Irónico dijo...

¡Coño, que maravilla! Como la vea el Emir de Qatar, la compra y la convierte en mezquita.
¿Sabes qué uso le están dando?