.

.

martes, 26 de agosto de 2014

LA CASA DE LA MATERNIDAD

La Casa Provincial de Maternidad y Expósitos de Barcelona es un complejo -modernista- hospitalario situado en el distrito de Les Corts de Barcelona reconvertido, a día de hoy, en diversos equipamientos sociales, institucionales y asistenciales.

El origen de la institución se encuentra en la antigua inclusa situada en la calle Ramelleres de Ciutat Vella, abierta en 1853. Al comienzo las cosas fueron difíciles, ya que el 80% de los recién nacidos morían y cuando sus instalaciones quedaron pequeñas y obsoletas, se buscó un emplazamiento más adecuado, con terrenos más amplios y mejores condiciones de salubridad, para ello se adquirió una finca denominada Can Cavaller, en el municipio de Les Corts,  que sería posteriormente incorporado a la ciudad condal en 1896.

En 1878 dió comienzo a la construcción de sus diferentes pabellones. En 1884 se trasladó a los niños y un año más tarde a las niñas. Los lactantes aún tuvieron que esperar, en la calle Ramelleres, hasta el año 1892.

El proyecto inicial de la estructura y de los pabellones -la mayoría modernistas- se encargó a Camil Oliveres i Cansaran, que distribuyó los edificios de manera independiente por el recinto siguiendo los cánones sanitarios más avanzados de la época y rodeados por amplios jardines. Después de su muerte, el proyecto lo continuaron otros arquitectos como  Josep Borí, Manel Baldrich, Joan Rubió i Josep Goday
Las diferentes fases de construcción de la Casa de la Maternidad se prolongaron a lo largo de casi setenta años.

1918 - Esterilizador de biberones.

1923 - Solarium.

1928 - Taller para madres solteras.

1928 - Sala de incubadoras.

A partir de 1914 la Casa de la Maternidad se convirtió en un referente de la beneficiencia infantil. Los profesores laicos puestos por la Diputación sustituyeron a las monjas en la educación de los niños y por primera vez les dieron las clases en catalán. Fue la primera institución de todo el Estado español en aplicar el sistema pedagógico de María Montessori.

La llegada de la dictadura franquista, como era de esperar, significó un retroceso para la institución. Las religiosas tomaron de nuevo el control del centro y en 1957 el golpista y dictador Francisco Franco inauguró los Hogares Mundet para reducir la población infantil de la Casa de la Maternidad, acortando la edad de estancia para trasladarlos al nuevo centro.

El cese de las actividades de la Casa de Maternidad comenzó por un cambio en la legislación. Hasta 1958, los padres biológicos podían reclamar a sus hijos, lo que desanimaba a los que querían adoptar, pero ese año la ley cambió y las parejas empezaron a hacerlo. Los abandonos a la manera tradicional dejaron de producirse y el Estado se encargó de proporcionar cobijo a los abandonados y huérfanos a través de los centros de acogida.
La Casa de Maternidad cerró sus puertas en los años 80 después de un siglo y medio de atención a madres y a niños marcados por la descriminación social.

2012

Hoy en día solo queda un edificio dedicado a su función original, la mayoría de pabellones han sido reconvertidos, y acogen diversas instituciones, como el Archivo de la Diputación de Barcelona, el Departamento de Sanidad y Seguridad Social de la Generalitat de Catalunya, un centro de asistencia primaria (CAP Les Corts) y un instituto (IES Les Corts), todas ellas rodeadas por frondosos y cuidados jardines. Durante un tiempo, la antigua Casa de la Maternidad, acogió también al Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Barcelona92. 

No hay comentarios: