.

.

viernes, 8 de agosto de 2014

EL LONDON BAR Y EL PASTIS

Si el otro día hablaba del Marsella como fiel representante de la antigua bohemia barcelonesa, existen otros dos locales que se enclaban dentro del mismo movimiento: El "London Bar" y "El Pastis".

El London Bar, situado en la calle Nou de la Rambla, 34 de Barcelona, inaugurado en 1910,  fue desde esa fecha lugar de peregrinaje de artistas como Dalí, Picasso o el bailarín Antonio Gades. Sus fundadores fueron los componentes del Circo Raluy y en su recuerdo sigue, a día de hoy, colgando de unos de sus techos, un trapecio perteneciente a ese antiguo circo.

Actualmente el London Bar está principalmente frecuentado por turistas, gracias a su ubicación estratégica: a 50 metros de Las Ramblas  y a un paso del Palacio Güell.

Su decoración modernista se ha mantenido intacta y eso le otorga un carácter propio y distinto a la mayoría de bares que se encuentran en la ciudad. También conserva su prestigio gracias a su programación musical, con conciertos en directo de blues, jazz y rock. Aunque este bar esté normalmente visitado por turistas, para los barceloneses una visita al London siempre vale la pena.


El Pastis, ubicado en el corazón de las Ramblas -Rambla Santa Mónica, 4- y con más de 60 años de historia, es otra reliquia atemporal, símbolo y vestigio de una época bohemia en que Barcelona no sabía lo que eran los locales de diseño. Desde que en 1947 echase a andar, como recreación de los bares del puerto de Marsella y del Barrio Latino de París, el local ha resistido el paso del tiempo no sin grandes problemas o cierres inesperados pero a los que, hasta el momento, ha logrado hacer frente.

El Pastis conserva también su decoración original: cuadros pintados por el primer dueño, mesas bajas, sillas de madera, taburetes altos, la vieja barra y cientos de fotos, recortes de diarios, postales y recuerdos recorren sus paredes. Cada rincón evoca el París existencialista que conoció Edit Piaf mientras suena su “Non, je ne regrette rien”. La única innovación en estos años ha sido un pequenísimo escenario que acoge desde hace casi 20 años actuaciones en directo cada noche. El género que predomina es, evidentemente, la chanson française, aunque también hay sitio para el Jazz y el tango.


Su bebida estrella, el "Pastís", es un licor típico marsellés, compuesto de aguardiente de anís y regaliz al que se añaden cuatro partes de agua por cada una de "Pastís", esto puede darnos idea de la contundencia del brebaje que da nombre al local.

Concierto de apoyo para evitar la desaparacición de "El Pastis".

No hay comentarios: